Los adolescentes varones que sean padres podrán faltar un mes al colegio sin quedar libres | DLN
SEGUINOS

Nacionales

Los adolescentes varones que sean padres podrán faltar un mes al colegio sin quedar libres

Publicado

el

Les justificarán las inasistencias antes y después del nacimiento del bebé. Hasta ahora tenían sólo cinco días.


Los adolescentes varones que tengan hijos en la Ciudad de Buenos Aires podrán faltar hasta 30 días al colegio sin quedar libres. Tendrán, así, el quíntuple de las inasistencias justificadas que hasta ahora podían utilizar para el cuidado del recién nacido.



El cambio se conoció este miércoles, al publicarse en el Boletín Oficial de la Ciudad que el gobierno porteño promulgó una reciente reforma a la ley N° 709. Esta norma había sido sancionada en 2001 y contemplaba las inasistencias, por 45 días, de las estudiantes mujeres que daban a luz. Para los varones, sólo preveía un máximo de cinco días con justificación.



“Los estudiantes varones contarán con treinta 30 días de inasistencias justificadas, continuas o fraccionadas, no computables a los fines de la reincorporación que podrán ser utilizadas antes o después del día del nacimiento”, establece la ley.



La modificación fue aprobada por la Legislatura para permitir una distribución más igualitaria entre varones y mujeres en las tareas de cuidado del recién nacido, y mejorar los índices de deserción escolar entre madres jóvenes.



El proyecto había sido presentado por la diputada Natalia Fidel, (SUMA+). Y, según anticipó, el plazo de 30 faltas justificadas estará vigente para el inicio del ciclo lectivo de este año en la Ciudad.



“Esta modificación nos permite avanzar hacia un enfoque de género en las estadísticas de la Ciudad. A partir de ahora, tendremos datos desagregados en varones y mujeres que dejan la escuela. Así, podremos estudiar de mejor manera la problemática del embarazo adolescente”, destacó Fidel.



“El nuevo régimen de faltas contribuye a una igualdad real de oportunidades entre varones y mujeres. Permite que tanto las madres como los padres compartan las tareas propias de ese momento de la vida, y garantiza las condiciones para que tanto los alumnos como alumnas puedan completar sus estudios secundarios”, agrega la legisladora.



De acuerdo con un informe publicado por UNICEF en 2017, en el país nacen por año entre 2.800 y 3.200 niños de madres menores de 15 años. En ese informe, la entidad afirma que la maternidad en edades tempranas impacta en la educación de las mujeres. Y detalla que el 95% de las chicas de 14 años que no son madres asiste a un establecimiento educativo; mientras que sólo el 66% de las menores de edad que son madres continúa sus estudios secundarios.



La diputada remarcó que los últimos datos estadísticos sobre deserción escolar en Capital corresponden al Censo 2010. “Esas cifras indican que en el nivel medio básico había una deserción del 4,4% y en el medio superior subía a un 11,5%. Para analizar en profundidad esta problemática, necesitamos cifras actualizadas. Y la aprobación de esta reforma es un primer paso en ese sentido”, agregó Fidel.


“La responsabilidad de la crianza de los hijos debe ser compartida entre el padre y la madre. Con la nueva ley vigente, aumentan las faltas justificadas para los alumnos padres de 5 a 30 días e iguala la extensión del esquema de faltas a los 15 días que ya hoy están disponibles para las alumnas madres. Así no sólo lidiamos con el flagelo de la deserción escolar, sino que desde la adolescencia, combatimos la creencia y la carga de que la crianza de los hijos es cuestión femenina”, remarcó.



Gentileza Clarín 





El clima

Publicidad

Más leidas