Violó a una menor y le dijo que era una lección por andar de noche | DLN
SEGUINOS

Nacionales

Violó a una menor y le dijo que era una lección por andar de noche

Publicado

el

El ataque que ocurrió durante la madrugada del último sábado en Marcos Paz, donde una niña de 12 años fue violada, va develando nuevas capítulos de cómo ocurrió el episodio que por el momento tiene al agresor prófugo.

El hecho ocurrió cerca de las cinco de la mañana y quedó grabado gracias a una cámara de seguridad de un supermercado chino de la zona, donde se observa cómo la niña es arrastrada hasta un terreno baldío.

“El viernes llegué de trabajar, ella estaba con una amiga. Llegué cansada, porque trabajo en Capital, y viajo con mi bebé de meses… Y me quedé dormida. Ella se fue con su amiga, una travesura. Nunca sale, siempre avisa“, dijo la madre de la víctima que desde entonces se encuentra con sus hijos en la casa de madre.

La mujer reveló que tanto su hija como su amiga estuvieron en el centro de Marcos Paz, en la plaza y finalmente la violación tuvo lugar cuando regresaban a su casa.

“Cuando estaba llegando a la calle Monteagudo, un sujeto les pide la hora y siguen caminando. Vieron pasar un auto… Se asustaron. La amiga se fue por la ruta (40, ex 200) y mi hija sigue por Monteagudo. Ahí se separan“, detalló la mujer.

“Ese mismo fue el que al minuto regresa y la rapta. Ella ya iba sola, estaba a la vuelta de la casa de mi mamá, que vive sobre calle La Rioja“, agregó la madre de la menor que advirtió que el foco de la investigación está puesto sobre el hombre que les pidió la hora.

Entre lágrimas la madre de la víctima, que evitó dar su nombre y la identidad de su hija, dio precisiones sobre el dramatismo del abuso: “Mi hija me contó que la agarró de los pelos, que la arrastró y que le decía que no gritara. Después de violarla, le dijo que era una lección, que no debía andar de noche y que a él lo había enviado Dios“.

Entre otros detalles, la mujer relató que su hija siempre estuvo boca abajo, con los brazos atados con su campera y que nunca pudo ver el rostro del atacante. “Antes de irse le dijo que contara hasta 100… Dos chicas pasaron, ellas las vio y la ayudaron“, agregó.

El clima

Publicidad

Más leidas