BRANDSEN: "Esto está parando el crecimiento" refirió el presidente de Bomberos | DLN
SEGUINOS

Brandsen

BRANDSEN: “Esto está parando el crecimiento” refirió el presidente de Bomberos

Publicado

el

Daniel Correa, presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Brandsen, dialogó con el semanario TRIBUNA explicando la situación que afrontan los cuerpos de bomberos del país. Existe un sistema de transferencia desde la Nación “a partir de lo que pagamos todos los que contratamos un seguro, es el 5 por mil de cada póliza de seguro lo que se distribuye entre los cuerpos de bomberos. La superintendencia de Seguros, que la maneja el Estado, es el ente recaudador de ese dinero e integra un fondo específico con un fin determinado”. Los problemas comenzaron debido a los excesos, al existir cuerpos que no destinaban los recursos para los fines pautados o no los rendían adecuadamente. Dejaron en claro que el Gobierno administra, pero no es dueño de esa plata, aunque reconocen que deben exigir que se hagan bien las cosas y de acuerdo a un protocolo –nuevo manual para presentar en tiempo y forma los papeles- para la liquidación del subsidio.

La Asociación de Bomberos Voluntarios local compró en su momento camiones por medio de este subsidio, nunca tuvo problemas y tiene todo en orden pero, producto de un celo mayor en el Gobierno de la Nación, no transfieren los subsidios en los tiempos establecidos “e impiden cumplir con su plan de inversión y recambio de vehículos”. La deuda con Bomberos de Brandsen –si bien no se sabe exactamente el número- se estima en más de 1,5 M de pesos.

MÁS NÚMEROS

Según dijo el presidente de la Asociación de Bomberos, Cmte. General Daniel A. Correa, –también tesorero de la Federación Bonaerense- los primeros seis meses de cada año son de recaudación y ahí automáticamente pagan. En 2016 ascendía a 985 mil pesos para cada cuartel –son más de 800-. Después, a fin de año, pagaron un remanente que ascendió a 170 mil pesos.

En 2017 predeterminaron 1.085.000 pesos para cada cuartel y 147 M de pesos de remanente a repartir entre todos -que nunca llegaron-. Son más de 300.000 pesos para cada cuerpo que no fue pagado y se hizo el reclamo el año pasado, a fin de año se interpuso un recurso de amparo y la Justicia determinó que tienen que pagarlo.
Cuando se llegó a fin de año 2017 se determinó que este año iban a cobrar 1.060.000 pesos, menos que la liquidación anterior y sin el reparto del remanente de 147 M de pesos adeudado. “Se determinó el nuevo monto por debajo del anterior a pesar del incremento en los seguros y la cotización de los vehículos”, criticó Correa. Ante el primer reclamo el Gobierno no accedió, aunque se comprometieron a pagar la diferencia. Bomberos estima que el pago de este año debería ascender a 1.600.000 pesos por cuartel, 540 mil pesos más de lo pautado por el Gobierno nacional.
Debido a las nuevas exigencias se ajustó la cantidad de cuerpos en condiciones de acceder al subsidio (708) y esto incrementaría también el número para los cumplidores. Piensan que así el monto sería de aprox. 1,7 M de pesos para cada uno. En medio del fuerte recorte presupuestario los Bomberos Voluntarios se vieron afectados, a pesar de que la Ley 25.054 dice que son recursos específicos y con un fin determinado, acentuó Correa.

EN EL CONGRESO

La disputa planteada pasa por el reclamo del pago del subsidio adeudado y por el reconocimiento de que esos recursos no son gubernamentales, siendo el Estado quien administra a través de la Superintendencia, dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación. “Se intentó por todos los medios pero no existe reconocimiento de nada y se llegó a un límite. La semana próxima -el jueves 2 a la mañana- se realizará un abrazo al Congreso de la Nación”. Los Bomberos de Brandsen no pudieron completar su plan de inversión en equipamiento producto del retraso en el giro de los recursos, además hay que tener en cuenta la devaluación del peso, porque la compra de equipamiento se realiza en el exterior en dólares o en euros, normalmente a países del europeos que realizan su recambio de las unidades más rápido y se encuentran en excelente estado.
De no tener eco la medida del abrazo simbólico se realizará una gran concentración de autobombas en la Capital. “Nosotros no recibimos aún nada –lo de este año y el remanente del año pasado- alrededor de 1,5 M de pesos”, estimó Daniel Correa, aunque este número podría ser mayor de confirmarse la ampliación del aporte debido a la merma de cuarteles beneficiados, que los llevaría a cerca de los 2 M de pesos. “A nosotros no nos entorpece el funcionamiento, pero sí la inversión”, puntualizó el Comandante General, Presidente de la Asociación, recordando que el año pasado tenían en carpeta la compra de una unidad autobomba que no se adquirió. “Esto nos está parando la planificación de crecimiento”.

Recuadros

Bomberos Voluntarios reclama el pago de subsidios, son fondos afectados retenidos indebidamente por la Nación

La mesa ejecutiva del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina denunció atrasos en los pagos. “El tema presupuestario afecta a todas las instituciones y hace que cambien los planes de inversión y mantenimiento. En nuestro caso la colaboración de la comunidad es muy grande y no se siente tan fuerte el impacto”, explicó ante la pregunta de TRIBUNA Alejo López Montero, jefe del Cuerpo local. El reclamo puntual pasa por el cobro de un remanente del 2017 que debía cobrarse en diciembre-enero y el subsidio 2018 a pagar a mediados de año. En total –si bien no existe precisión- serían entre 1,5 y 2 M de pesos por cuartel. “Es plata que aporta la comunidad por medio del 5 por mil de los seguros y vuelve directamente a la comunidad, porque se traduce en equipos para servicio”, dijo López Montero. “Esto no es sólo una injusticia para Bomberos, es una injusticia para la comunidad”.

Los medios nacionales se hicieron eco del reclamo. Distribuidos por todo el país superan los ochocientos cuarteles que dependen –muchos- en el terreno financiero de un esquema de subsidios oficiales. Ante este panorama el Consejo de Federaciones resolvió declararse en estado de alerta, “en defensa de los recursos que sostienen al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios”. Argumentan que desde hace dos años padecen las consecuencias de un paulatino deterioro económico, y que las demoras en el pago del subsidio correspondiente a este año “impide mantenerse operativos y en funcionamiento para salvar las vidas y los bienes de los argentinos en todo el territorio nacional”. En nuestra región, existen unidades de este tipo en Berisso, Ensenada, El Pato, Bartolomé Bavio, Magdalena y Brandsen, consignó El Día.

De acuerdo a la Ley 25.054, el sistema se solventa con una cuenta de recaudación en la que se deposita el 5 por mil de lo que todas las compañías aseguradoras del país cobran en concepto de pólizas. Ese dinero es retenido por la superintendencia de Seguros de la Nación, que trimestralmente lo remite a la cartera de Hacienda; ésta, a su vez, lo transfiere al Ministerio de Seguridad para que a través de la secretaría de Protección Civil lo distribuya por partes iguales a los cuarteles.
“Una vez que la superintendencia de Seguros nos informó sobre la recaudación final del año pasado, más las proyecciones calculadas para este año, pudimos confirmar que nos han quitado casi un 60 por ciento de lo que por ley nos corresponde”, precisó Carlos Alfonso, presidente del Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios: “sacaron de nuestra partida más de 637 millones de pesos, lo que se suma al excedente de recaudación 2017 por más de 147 millones, por el que tampoco obtuvimos respuesta. Menos dinero para el sistema se traduce en menor grado de capacitación, menos equipamiento y más peligro para los bomberos y las víctimas de los siniestros” agregó el dirigente.
El dinero a nombre del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, es un fondo de afectación específica, advirtieron desde el Consejo. “No se le puede dar otro destino que aquel para el que fue creado”. En los cuarteles de nuestra región se admite que los de menor envergadura son los más perjudicados por la demora en la transferencia del subsidio. “Es un dinero clave para la compra de camiones, trajes, tubos de respiración y todo tipo de accesorios”, explicaron. “El Gobierno nacional ha retenido recursos que por ley deberían habernos llegado directamente”, sostienen.

Informe: Guillermo Gonzáles – Semanario Tribuna

El clima

Publicidad

Más leidas