La Plata

Alertan que un acusado de enviar fotos de sus genitales a mujeres se anotó en Sociología de la UNLP

Alertan que un acusado de enviar fotos de sus genitales a mujeres se anotó en Sociología de la UNLP 1

A través de su perfil de Facebook se define como “pro-vida, anti marxista y anti cuarentena” y publica constantemente agresiones en contra del colectivo feminista. Sus denunciantes están en alerta porque la Justicia lo estaría por considerar “inimputable”. Qué postura tomó la Universidad de La Plata. 

Un hombre de 38 años fue denunciado el año pasado por varias mujeres a las que enviaba imágenes sexuales sin consentimiento a través de redes sociales, las hostigaba e incluso amenazaba. Tiene causas en trámite y preocupa que una de ellas pueda cerrarse por considerarlo “inimputable”. 

Pese a todo, fue escrachado por enviar material a más mujeres en los últimos días y la situación pone en alerta a las denunciantes. “Nos quieren dejar sin protección”, reclaman. Recientemente se inscribió e ingresó a la carrera de Sociología en la Universidad Nacional de La Plata. 

En las últimas horas varias mujeres de la ciudad de La Plata denunciaron y expusieron a través de redes sociales haber sido víctimas de cyberflashing, es decir, agresión sexual virtual. Esto es: recibir imágenes y mensajes contenido sexual sin su consentimiento. 

El agresor tiene antecedentes e incluso tiene varias causas iniciadas por violentar mujeres. Florencia Zerda, abogada especialista en violencia digital y además víctima del hombre, difundió lo sucedido en su cuenta de Twitter. 

El hombre se define, a través de su perfil de Facebook como “católico, pro-vida, anti marxista y anti cuarentena”. Publica constantemente agresiones en contra del colectivo feminista y también realiza escraches en nombre de la agrupación de derecha “Fuerza Unidaria Argentina”. 

“Este señor, José Derman, hace meses me viene amenazando y enviando fotos y videos de sus genitales a mí y a muchas otras mujeres, principalmente feministas. Tiene causas en trámite ya avanzadas. Si estás siendo acosada por él, contactate conmigo”, escribió la abogada Florencia Zerda en noviembre. 

Muchas víctimas se contactaron en ese momento y otras lo hicieron recientemente debido a que Derman continúa acosando. “Me escribieron varias chicas en los últimos días, de España, de Brasil, y también de La Plata. Se contactaron alumnas de la facultad, que no fueron acosadas, pero tienen miedo”, puntualizó. 

Pese a todo, Zerda se alertó con una novedad en la causa por “hostigamiento digital” (que en principio estaba caratulada como “exhibiciones obscenas y amenazas simples”, pero luego fe modificada por la Fiscalía) que la tiene como una de las víctimas. Podría cerrarse por considerar al acusado inimputable. 

“Les voy a contar que la Justicia le practicó una pericia que determinó que no comprende lo que hace y quieren cerrar la causa”, informó la abogada en las últimas horas en sus redes. 

Te puede interesar:  Maltrato animal en La Plata: un hombre le disparó a un gato con un rifle de aire comprimido

“Desde las querellas apelamos y pedimos una junta médica, ya que consideramos que esta en perfecto estado y es peligroso”, agregó Zerda, que también es integrante de la organización GENTIC y de la red de abogadas feministas. 

La abogada, a través de un hilo, detalló la grave situación en la que quedan posicionadas las víctimas, si este fuese el desenlace. “Las mujeres que son agredidas por personas que la Justicia declara inimputables no tienen protección alguna. A ellos no se les hace seguimiento ni tratamiento serio y es muy difícil lograr una internación”, expresó. 

“Nos quieren dejar sin protección. A criterio mío, como víctima y abogada, me parece una aberración”, se explayó en diálogo con TN. 

“Ahora tenemos una restricción de acercamiento y de contacto digital, es decir que tiene orden de no contactarnos a través de las tecnologías de la información y la comunicación”, explicó. 

“Si se archiva la causa, esa medida cautelar queda archivada también. Nos obliga a peticionar una nueva medida por fuera de este expediente, lo que implica un obstáculo en el acceso a la Justicia de las mujeres víctimas de violencia de género”, remarcó la abogada. 

La causa la lleva adelante la Fiscalía Penal y Contravencional N°1 de la Ciudad de Buenos Aires, especializada en violencia de género. “Tampoco se sabe lo que pasa con los agresores que tienen afecciones en salud mental, que en este caso no la tiene. A criterio de la perito mía está ubicado en tiempo y espacio: entiende lo que hace y cree que está bien”, expresó Zerda. 

En esa línea, la abogada detalló que si la justicia Penal cerrara la causa por considerar que el acusado no es imputable, se le daría intervención al fuero Civil, en donde se indicaría el tratamiento que, por medio de una Junta Médica, se considere necesario. 

“El tratamiento no es obligatorio, es sugerido, es decir que lo va a hacer solo si quiere”, aclaró. “Además en la causa civil nosotras no podríamos intervenir como víctimas, no tenemos legitimación. Por lo tanto, no sabemos qué pasa”, sostuvo. 

“La peligrosidad en su caso no es potencial, es un hecho” 

Ana Duplat, otra de las víctimas y denunciante en la causa que investiga la Fiscalía porteña, contó a TN que el acosador comenzó a enviarle mensajes por redes sociales el año pasado. 

Te puede interesar:  Maltrato animal en La Plata: un hombre le disparó a un gato con un rifle de aire comprimido

“Me escribió por Instagram, que en ese momento yo tenía la cuenta abierta. Estuve toda una noche recibiendo los mensajes de este tipo, señalándome acusatoriamente”, relató. 

“Yo soy colombiana y apoyo a sectores políticos que pregonan por la paz. Él me empezó a agredir diciendo que seguramente era comunista, que se imaginaba qué tipo de persona era y que apoyaba a los asesinos de las FARC”, detalló Duplat. 

Según indicó, el hombre no se había dado cuenta de que la víctima vivía en la Argentina. “Me decía que iba a aprovechar que yo estaba en Colombia y que no podía denunciarlo, y me mandaba fotos y videos masturbándose”, contó. 

“Me envió hasta capturas de pantalla de fotos mías con mi hija, diciendo que lo excitaba”, agregó la mujer. 

De inmediato le colocó privacidad a la cuenta, guardó las capturas de pantalla. “Yo formo parte de una red abolicionista en la Argentina. Entonces cuando vio eso me agredió aún más y me decía que que por culpa mía el no podía tener relaciones”, detalló Duplat. 

La víctima realizó la denuncia judicial por delitos informático y violencia de género y unificaron la causa con la de Zerda. “La peligrosidad en su caso no es un potencial, es un hecho. Ya cometió un delito”, dijo sobre la posibilidad de que se lo declare inimputable. 

Qué dijeron las autoridades de la Universidad de La Plata 

Desde la Secretaría Académica de la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de La Plata, en donde se anotó el acusado, confirmaron a TN que es ingresante y que tomaron conocimiento de lo sucedido. 

Si bien prefirieron no brindar detalles, por el momento, de las determinaciones que hayan tomado o tomen de ahora en adelante, detallaron que el hombre “está en proceso de notificación” acerca de las acciones que tomará la institución. 

“La postura es visibilizar estas situaciones en general. En la Universidad hay un protocolo de atención ante situaciones de violencia de género y de discriminación y un programa que determina cómo actuar”, explicaron. “Y la facultad de Humanidades ha tenido un papel activo en implementar estas políticas. Nuestra perspectiva es dar reconocimiento”, insistieron. 

DLN (Detrás de La Noticia) es un portal de noticias regional nacido en agosto de 2017, el mismo está presente en 10 distritos de la Provincia de Buenos Aires, se actualiza constantemente y lo visitan diariamente alrededor de 17.000 personas (Medición de Google). El portal además cuenta con una presencia muy activa en las principales Redes Sociales, teniendo en la actualidad más de 100.000 seguidores. DLN es un periódico independiente que no pertenece a ningún grupo económico, político o mediático y que se fundamenta en la pluralidad de ideas y opiniones y en la apertura a la participación.

Arriba